En este proyecto descubrí de que se trataba el acto de preparar una vivienda para su comercialización.

Aunque ya poseía experienda en decoración y estilismo de interiores era la primera vez que se me presentaba la oportunidad de trabajar en Home Staging.

Una vivienda inicialmente vacía es como un lienzo en blanco, las ideas y posibilidades son ilimitadas aunque el objetivo sea claramente uno : incrementar las visitas al inmueble y conseguir una oferta justa para su posterior venta, otro objetivo pero de caracter secundario sería el de embellecer los espacios y estancias para aumentar su atractivo visual.

En este caso, la vivienda estaba habitada, por lo que lo primero que hice fue ir redistribuyendo el mobiliario que ya había en su interior, comprando otros muebles, y añadiendo elementos decorativos conseguí que esta vivienda tuviera un aspecto actual, alegre y renovado.

Fue importante retirar todos los objetos y fotografías personales para despersonalizar el espacio y poder tomar estas preciosas fotografías del interior (en las que pude hasta posar como modelo cuando a Elías, el fotógrafo, le parecía interesante).

Las fotografías finales tomadas al inmueble tras la intervención. Todas las fotografías han sido tomadas y posproducidas por Elías Borrás y yo.