Considero que es uno de los espacios más importantes en un hogar, el lugar en el que recibes y despides a tus invitados, al que llegas cuando regresas a casa.. pero sobre todo debe ser un espacio práctico.

Diseñé este recibidor, que desde un principio quería que tuviera carácter, para que reflejara la personalidad de los clientes, porque me gusta que los espacios hablen sobre las personas que los habitan.

Elegí una paleta de color con aires mediterráneos, ya que el piso está ubicado en un pueblo de costa, y que a su vez, encaja con las preferencias del cliente.

En cuanto al mobiliario, quise combinar maderas de distintos acabados y tonalidades, para combinar con el estampado y tapizado de la alfombra.

El mobiliario es práctico y estiloso, permite depositar las llaves, el bolso, los abrigos, y por otra parte invita a entrar.