Todos pensamos de vez en cuando en el tiempo ¿verdad? En como parece que el tiempo vuela en determinados momentos y en otros parece haberse detenido.

Pues en esto me inspiré para diseñar estas postales, desde el confinamiento, fotografiando con mi Canon prestada, para fotografiar esos instantes. Intenté capturar diferentes momentos que todos tenemos en casa,y más en estos tiempos en los que no sabemos si estamos encarcelados o que, en cualquier caso estamos a salvo.

En lugar de centrarme en la parte negativa de estar obligados a estar en casa, que como toda circunstancia la tiene, pues preferí poner el foco en todo lo positivo que nos está aportando el refugio de nuestro hogar.

Antes de empezar a plantear como iba a realizar las fotografías, estuve viendo varios documentales que sin duda me inspiraron muchísimo. Uno es el de Joana Biernés, que emitió RTVE hace algún tiempo, y el otro el de Robert Doissneau (Netflix). ¡No sabría decir cual me estimuló más! Ambos fueron seres maravillosos, dotados de una sensibilidad fuera de lo común, lo cual les permitió sobresalir en circunstancias muy complicadas y conseguir así vivir de su gran pasión: la fotografía.